Con una jornada de solidaridad, la Administración Municipal y la Mesa de Diversidad Sexual celebraron con los internos miembros de esta comunidad.

El martes 27 de junio del presente año, en la víspera del Día Internacional del Orgullo LGTBI, las 14 personas de esta comunidad que se encuentran privadas de la libertad en la cárcel de San Isidro de esta capital, recibieron una agradable visita que les alegró el día, y que muy seguramente nunca olvidaran en sus vidas.

Cargada de obsequios y con un entusiasmo desbordante que les cambió la monotonía que día tras día tienen que vivir en ese centro de reclusión, Jazmín Lindarte, la coordinadora del Programa de Diversidad Sexual de la Secretaría de Gobierno y Participación Comunitaria, llegó hasta ellos en compañía de varios integrante de la Mesa de Diversidad Sexual del municipio de Popayán.

Tras los saludos y muestras de afecto y solidaridad, las internas e internos recibieron, de manos de sus visitantes, un total de 40 kits de aseo personal; que muy gustosamente compartieron con sus compañeros de celda en una muestra sincera de amistad y camaradería.

Artículos como crema dental, papel higiénico, jabón de baño, máquinas de afeitar desechables, cepillos dentales, champú y desodorantes, que en esos sitios son casi que un lujo, se recogieron gracias a donaciones de hicieron algunos compañeros de la Administración Municipal y uno que otro comerciante de la municipalidad que vieron con buenos ojos esta noble y humanitaria tarea.

Pero además de los kits, las personas privadas de la libertad recibieron la presentación de varios videos y charlas ilustrativas en temas de diversidad sexual, respeto por la diferencia, prevención de enfermedades de transmisión sexual y Derechos Humanos. Y también compartieron varias actividades lúdicas y recreativas que por momentos les hicieron olvidar esa dura realidad que viven tras las rejas, en lo que para ellos fue la celebración del Día del Orgullo LGTBI en esta ciudad.